¿Qué hay detrás del tremendo éxito de la NFT en la actualidad?

Puede haber muchas razones para el triunfo de la NFT. Hay explicaciones técnicas del blockchain como la tecnología más avanzada. Hay explicaciones jurídicas sobre la transferencia sin esfuerzo de obras de arte y derechos de propiedad intelectual. Muchos artículos abordan estas cuestiones. Nosotros, sin embargo, te ofrecemos escarbar en busca de respuestas en la cultura moderna. Le ofrecemos sumergirse en los problemas filosóficos contemporáneos y buscar allí las NFT.

El siglo XXI está inundado de información. Hoy en día, la gente no puede hacer frente al diluvio de datos. Por supuesto, esto afecta a nuestra percepción estética. En «La estética más allá de la estética», Wolfgang Welsh escribió que el exceso de color primero arroja al hombre a los brazos del minimalismo, y luego nace una nueva forma de expresión. Cuando tenemos un exceso de algo, nuestra primera reacción es limitar este factor; el segundo paso sería pasar a una realidad diferente, más amable. El arte NFT nos lleva a la meta-realidad que tiene ciertos puentes con nuestra existencia, aunque es un nuevo mundo de expresión. La gente se siente más cómoda y confiada en este mundo. Y ahora, veamos por qué es así.

La primera explicación se sitúa en el ámbito de la psicología. El aumento del estrés y el ritmo febril de la vida moderna explican el deseo de abandonar este mundo y teletransportarse a otro, aunque sólo sea por un rato. Asfixiada en esta corriente, nuestra conciencia busca una salida hacia algo «diferente». Empieza a buscar un «oasis» para salvarse. El aumento de la demanda en el mercado de estupefacientes es, por desgracia, también atribuible a estos factores. Aunque la NFT es mucho más saludable, no crea una adicción. Podemos decir que la NFT es una droga verdaderamente no dañina para una mente irritada.

Of course, one could say that any analogue artist creates a unique world, and it would be true. Analogue art also has a therapeutic value. However, NFT-art is less informative. It doesn’t require a specific art background to be perceived, unlike the works of Leonardo da Vinci, Velázquez, or Rubens, for example. The contemporary viewer accepts NFT art in a completely natural way. NFT does not require the recipient to be in a specific cultural context, as with Marcel Duchamp, Mark Rothko, or Willem de Kooning. The world of NFT is always a world of new emotions. It does not seek appreciation or comprehension. Instead, it tends towards the lack of it. NFT art is not bound to any cultural context or semantic tangle. It is pure.

Sin embargo, el arte NFT no es una cultura ajena. La NFT es una encarnación perfecta de la corriente filosófica contemporánea. Por lo tanto, la segunda explicación del auge de la NFT es nuestra cultura moderna y sus conceptos principales.

Por un lado, la NFT encarna brillantemente los conceptos de la filosofía posmodernista (Jacques Derrida o Roland Barthe). El arte de la NFT transmite las ideas de abinaridad, deconstrucción y autopoiesis. Todas las ideas que se han presentado y explicado en las obras filosóficas del siglo XX se desvelan ahora en el mundo de cripto debido a la tecnología blockchain y a la mentalidad. Por ejemplo, la muerte del autor, Roland Barthe, se encarna en la criptomoneda. ¿Quién inventó la criptomoneda más popular, Bitcoin? Satoshi Nakamoto. La respuesta es tan buena como John Dow o quizás John Galt. Descentralización, Jacques Derrida, ¿hay que empezar a explicarlo? Toda la filosofía del blockchain se construyó sobre las ideas de la deconstrucción y la descentralización – junto con la descentración.

On the other hand, NFT perfectly correlates with the mainstream economic concept of ‘nobrow’ described by John Seabrook in his novel “NoBrow: The Culture of Marketing the Marketing of Culture.” As Seabrook explains, school and skill are not crucial for contemporary culture. The twenty-first century has absorbed and mixed highbrow and lowbrow, white-collar and blue-collar, elitist and mass culture. In nobrow, you cannot hide behind an expensive English suit or the title of an academic. All facets are washed away. What remains is an individual and their opinion. To like or dislike is the only expert assessment in modern society. And the amount in USD or BTC is the only peer-review acceptable to the nobrow community. Perhaps this point of view seems unacceptable for art historians or classical aesthetics. Though it perfectly corresponds with the modern understanding of aesthetics as an introspection of sensuality.

Los cuadros de Monet y Picasso también valen millones de dólares, pero se compran principalmente por el nombre, como los coches Rolls Royce y los relojes Rolex. Por supuesto, la NFT también da reconocimiento a sus compradores. Por ejemplo, el comprador de Beeple «Everyday: Los primeros 5.000 días», el adquirente de Beeple, Vignesh Sundaresan, conocido por el criptomoneda comunidad como MetaKovan, fue noticia en todo el mundo en marzo de 2021. Lo mismo puede decirse del NFT Bored Ape Yacht club, que ha empezado a utilizarse en marcas y sellos comerciales. Sin embargo, la mayoría de los NFT vendidos por valor de miles de millones de dólares son obra de artistas desconocidos, a menudo foráneos. La gente compra esas piezas para satisfacer sus necesidades mentales. Abrimos un mercado, hacemos un swipe, vemos la obra que nos gusta y la compramos si la cartera de criptomonedas lo permite.

¿Podemos concluir que el efecto reparador del meta-arte y su concepto fiel a la raíz son los factores clave de su éxito? Como decíamos al principio, son sólo dos de los muchos factores. Sin embargo, la honestidad, la pureza y el anonimato del NFT-arte son los atributos que presagian el colosal éxito futuro del NFT-arte.

Similar Articles

Most Popular